Teletrabajo en Uruguay, nuevo régimen o volvemos a la oficina?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Teletrabajo era un concepto o modalidad que solo unos pocos podían tener como posibilidad, ya sea porque son autónomos, profesionales, emprendedores digitales, o aquellas profesiones que en los últimos años se ha acentuado en la comunidad freelance como pueden ser: diseñadores, programadores, traductores, etc.

Post pandemia el término teletrabajo se normalizó en todo el mundo y se acepto tan drásticamente que no hubo tiempo de establecer acuerdos o leyes que enmarquen esas condiciones. Lo cierto que ya es una realidad para todo dueño de negocio o empresario, resistirse al cambio es apenas una opción. Cuando se trata de velar por la seguridad del personal durante la pandemia y evitar que se genere un foco dentro de la empresa; que conlleve a circunstancias de paralizar cualquier actividad, suena mas razonable implementarlo cuanto antes.

Nuevo régimen o volvemos a la oficina?

Ya se generaron matices de opiniones desde todo punto de vista. Aquellos trabajadores que su ecosistema familiar no favorece su desempeño están pensando en volver a la oficina, ir al trabajo podría ser el “escape” para algunos y lo consideran satisfactorio poder volver a su casa después de una jornada de trabajo fuera de casa.

Están tambien aquellos trabajadores que manifiestan su experiencia positiva respecto a poder compartir con su familia, momentos más auténticos que se generan de la espontaneidad al estar mas tiempo juntos, contexto que no lo cambiarían por un día en la oficina.

El empleador en cambio puede estar percibiendo en algunos casos como la eficiencia de sus empleados a disminuido drásticamente después de unos días en esa modalidad, es muy humano pensar que eso suceda. En contra partida la poca actividad en la oficina promueve menos gastos fijos. Cada empresa analizará su experiencia para adoptar la modalidad o volver al régimen tradicional.



Brechas al contratar teletrabajadores

  • Una brecha que es inevitable es el nivel educativo de la persona que se está contratando en esta modalidad pues es necesario que tengan conocimientos de tipo que usualmente tienen los niveles terciarios.
  • Controlar que la persona esté realizando su trabajo como corresponde y la cantidad de horas acordadas es de los puntos más difíciles de abordar, más en una cultura donde la viveza criolla está tan arraigada en la sociedad. Es por esto que han surgido nuevas herramientas que permiten por ejemplo reportar cantidad de horas y en algunos casos ofrecer al empleador capturas de pantalla esporádicas de la tarea realizada en la computadora.
  • No todo empleado tiene las condiciones necesarias ambientales edilicias de vivienda y contexto familiar que le permita tener un espacio donde ejecutar las responsabilidades de las tareas. Entonces esto lo convierte en una situación que no podrá ser aplicado como una norma general a la plantilla de trabajadores.

Definir las condiciones de trabajo

Tener un horario definido para abordar las tareas y atender el trabajo será imprescindible para que no haya malos entendidos y abusos en la demanda de tareas. El empleador querrá tener a su personal accesible y disponible en horas acordadas, y el empleado su tiempo libre correspondiente.

Beneficios incondicionales

No tener que trasladarse por la ciudad a diario es un beneficio que la mayoría de los trabajadores destacan así como también el gasto asociado al transporte.

La fantasía de poder trabajar en pijamas es lo primero que la persona idealiza respecto a la libertad que refiere la posibilidad del teletrabajo llevándose a cabo.

Hago un paréntesis para contar una experiencia personal durante un reclamo telefónico con un ente estatal; empresas que han sido de las primeras en adoptar esa medida con su personal de atención al cliente. Estaba claro que la persona que hablaba conmigo mientras evacuaba mis dudas técnicas por el servicio, se encontraba en un ambiente al aire libre y muy ventoso. Visualice la persona atendiendo mi llamada en un banco de plaza o en una playa, ¡lo cual me parece excelente que esa tarea pueda llevarse a cabo de esa manera!, aunque la calidad se vio apenas afectada por la calidad de la llamada.

Los cambios generan oportunidades

No hay dudas que se necesitaba un régimen alternativo, que pudiera satisfacer necesidades de la época en contextos tan cambiantes. Ciertos tipos de empresas, tambien trabajadores con determinadas tareas pueden perfectamente beneficiarse de esta operativa.



Deja un comentario en este blog, queremos saber tu opinión!
Puedes compartir esta información en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Lecturas recomendadas

¿Necesitas un Sitio Web?

Cotiza tu proyecto ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10.000 personas no pueden estar equivocadas

Suscríbete y cada mes accede a los mejores contenidos de marketing digital