Branding emocional: el rol de tu marca está cambiando

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La globalización, las tecnologías de bajo costo y los mercados saturados están haciendo que los productos y servicios intercambiables apenas sean distinguibles. Como resultado de ello, las marcas de hoy deben ir más allá de su valor nominal y aprovechar cada vez más las profundas emociones del subconsciente de los consumidores para ganar el mercado.

El rol de las marcas está cambiando

En las últimas décadas, la base económica se ha desplazado desde la producción hasta el consumo,  de las necesidades a deseos, de objetivo a subjetivo. Nos estamos alejando de las características funcionales y técnicas de la era industrial, hacia un tiempo en que los consumidores están tomando decisiones de compra en función de cómo se sienten acerca de una empresa y su oferta. “Una marca fuerte actúa como un embajador, cuando las empresas acceden a nuevos mercados u ofrecen nuevos productos. También da forma a la estrategia corporativa, ayudando a definir qué iniciativas encajan dentro del concepto de la marca y cuáles no. Es por eso que las empresas que una vez se midieron por su valor estrictamente en términos de elementos tangibles, tales como fábricas, inventarios y dinero en efectivo se han dado cuenta de que una marca vibrante con su promesa implícita de calidad, es un activo de igual importancia “.

Es hora de volverse  emocional

En un mundo sin fronteras, donde la gente está haciendo cada vez más sus investigaciones y compras en línea (75% de los estadounidenses admiten que lo hacen mientras está en el baño), las empresas que no toman en serio su marca se enfrentan a la inminente desaparición. Implementando las acciones del branding emocional. Es una forma muy eficaz para provocar la reacción, sentimientos y estados de ánimo, en última instancia, es la creación de la experiencia, la conexión y la lealtad con una empresa o producto en un nivel irracional. Esa es la parte irónica: La mayoría de las personas no creen que pueden ser influenciados emocionalmente por una marca. ¿Por qué? Porque así es como su mente racional trabaja. La gente toma decisiones emocionales y luego racionaliza lógicamente. Por lo tanto, el branding emocional afecta a las personas a un nivel subconsciente oculto. Y eso es lo que lo hace tan increíblemente poderoso. Los neurocientíficos han hecho recientemente grandes avances en la comprensión de cómo funciona la mente humana. En su libro “Emotional Design: Why We Love (o Hate) Everyday Things” el científico cognitivo Donald Norman explica cómo las emociones nos guían: “Las emociones son inseparables y una parte necesaria de la cognición. Todo lo que hacemos, todo lo que pensamos está teñida de emoción, en gran parte subconsciente. A su vez, nuestras emociones cambian la forma en que pensamos, y sirven como guías constantes para el comportamiento apropiado, dirigiéndonos lejos del mal, que nos guía hacia el bien “. Las emociones nos ayudan a elegir rápidamente entre el bien y el mal y para navegar en un mundo lleno de ruido y opciones ilimitadas. Este concepto ha sido reforzado por múltiples estudios, incluidos los realizados por el neurocientífico Antonio Damasio, que examinó a personas que son saludables en todos los sentidos, excepto por las lesiones cerebrales que padecen de trastornos emocionales. Debido a su falta de sentidos emocionales, estos sujetos no podían tomar decisiones básicas sobre dónde vivir, qué comer y qué productos necesitan. branding emocional genux Reconoce tus emociones. Arroz o papas? Sábado o domingo? Saludar o sonreír? Gris o azul? The Rolling Stones o The Beatles?  Listeryne o Colgate? Ambas opciones son igualmente válidas. Simplemente se siente bien o se siente correcto – y eso es una expresión de la emoción. Las emociones son una parte necesaria de la vida, que afectan a cómo te sientes, cómo te comportas y cómo  piensas. Por lo tanto, las marcas que se dedican efectivamente a los consumidores en un diálogo personal en sus necesidades son capaces de evocar e influir en los sentimientos de persuasión como el amor, el apego y la felicidad.

La creatividad es esencial

¿Qué significa esto para los vendedores? Las buenas ideas son cada vez más vitales para las empresas. Y eso es una buena noticia para los profesionales y agencias creativas. Un artículo del Wall Street Journal titulado “So Long, suply and demand” informa: “La creatividad está superando el capital como el elixir principal del crecimiento. Y la creatividad, aunque muy valiosa, comparte algunas restricciones que limitan el alcance y la disponibilidad de bienes de capitales y físicas. En este nuevo ambiente de negocios, las ideas son dinero. Las ideas son, de hecho, un nuevo tipo de divisa por completo – una que es más poderosa que el dinero. Una idea única – sobre todo si se trata de un gran concepto de la marca – puede cambiar todo el futuro de una empresa. “ Como Napoleón Hill dijo: “Primero viene el pensamiento; luego la organización de ese pensamiento, en ideas y planes; luego la transformación de esos planes en realidad. El comienzo, como se puede observar, está en tu imaginación. “

Creando la conexión emocional

Mientras que los neurocientíficos han hecho recientemente importantes avances en la comprensión de cómo procesamos la información y tomamos decisiones, los seres humanos han estado usando una poderosa táctica de comunicación desde hace miles de años: la narración. Es un método muy eficaz para que los mensajes “peguen” y consigan la atención de la gente, para que actúen y compren. Las historias que realmente son efectivas y son aquellas compartidas a través de la web suelen ser personales y contienen algún aspecto de  utilidad, dulzura, humor, inspiración o shock. Además, la marca tiene que ser vista como auténticos, no fabricada, o de lo contrario se dañarán la credibilidad y la lealtad.

Los disparadores emocionales

Diferentes visitantes se conectan a e inverten en productos y servicios por razones diferentes. Para ayudarte a dar con el acorde emocional correcto según tu público, compartimos los 16 puntos emocionales que hacen que la gente compre:

  • El deseo de control
  • Yo soy mejor que tú
  • La emoción del descubrimiento
  • Revalorizar
  • Los valores familiares
  • El deseo de pertenecer
  • La diversión es su propia recompensa
  • La pobreza de tiempo
  • El deseo de obtener la mejor
  • Auto-realización
  • Sexo, amor, romance
  • respuesta nutrir
  • reinventarse
  • Hazme inteligente
  • Poder, dominación e influencia
  • Realización de deseos

 ¿Cómo te hace sentir?

Como los aspectos emocionales de las marcas son los promotores de la elección, sería conveniente para los diseñadores, escritores de contenido y otros vendedores apelar por el aspecto emocional de los clientes para identificar y comprender las motivaciones detrás de su comportamiento. Así, la próxima vez que le pregunte a alguien que revise su página web y opine acerca del diseño y contenido, tal vez no preguntes, “¿Qué te parece?” En cambio, la pregunta más inteligente podría ser: “¿Cómo te hace sentir?”

Recomendados para ti

Estrategias de Marketing B2B – Cómo vender a empresas

Bienvenidos a la nueva era del marketing B2B. En los últimos cinco años, lo digital ha cambiado la forma en que pensamos, aprendemos, actuamos y compramos, y el sector B2B está incluido. Las marcas B2B más exitosas han abrazado la transformación digital, y las mejores