5 ingredientes para crear una estrategia de branding eficaz

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Por qué si tienes un negocio, producto o empresa debe interesarte el branding? Por que es lo que separa lo ordinario de lo extraordinario. Para ello necesitamos entender qué es el branding.

Branding es todo aquello que uno hace para conectar la estrategia de negocio con la experiencia del consumidor y convertirlo en preferencia y lealtad 

La clave del branding se basa sobre todo en poder captar el por qué del negocio, que cuando se tiene, emerge con fuerza como un ideal que ilumina y muestra el camino a seguir.
Por eso un proyecto de branding no tendrá exito jamás si no está acompañado de una orientación y un empuje estratégico desde el management.

En este artículo te enseñaremos cómo construir una reputación exitosa que lleve a tu empresa a ser líder en su mercado. Lo primero que debemos saber es que construir el branding de una marca desde cero es un trabajo complejo, pero posible. Necesitamos unir armónicamente estos 5 ingredientes clave para crear una estrategia de branding eficaz:

Identifica tu nicho

A medida que el mercado online crece, la competencia se vuelve cada vez más feroz. El mercado mundial está sobresaturado con hordas de marcas similares en todas las industrias. Esto hace que posicionar la marca como líder en el mercado sea extremadamente difícil. Antes de comenzar la venta de productos, tienes que identificar tu nicho y la ventaja competitiva.

Tu nicho debe estar altamente relacionado a lo que ofreces y concentrado en un grupo demográfico relevante. No pierdas el tiempo tratando de vender todo a todo el mundo. En su lugar, concéntrate en la mejora continua de la oferta para este público específico.

Por ejemplo, tomemos como referencia a una de las marcas de moda más exitosas hoy en día: Zara. Zara no es simplemente una marca de moda porque la moda no es un nicho, es una industria. Ligera, asequible y moderna son los adjetivos que definen la oferta de esta empresa para los elegantes Millennials.  Ese el nicho de Zara y la compañía tiene éxito, ya que ha creado un nicho para un público muy exclusivo.

Moraleja de la historia: Encuentra cómo tus productos encajan en una industria específica y crea un nicho a su alrededor.

La ventaja competitiva te ayuda a encontrar o crear tu propio nicho. Es la diferenciación y la propuesta de valor que tu marca o producto propone. ¿Por qué alguien eligiría tu producto sobre otro? ¿Que diferencia a tu producto o marca de la competencia? ¿Qué estás ofreciendo que nadie más en el mercado lo hace? La respuesta a estas preguntas puede ayudar a identificar el nicho de mercado y definir las cualidades especiales(ventajas & beneficios) dentro de la marca.

Conoce tu público

Una vez que identificaste tu nicho de mercado, es el momento de investigar de el mercado objetivo. Es imprescindible aprender cuáles son sus valores e intereses, la forma en que se comunican y cómo piensan. Una buena manera de hacerlo es con datos demográficos, ya sea a través de Google Analytics, medios sociales o incluso artículos de interés periodístico. Es importante comprender plenamente los patrones de compra de este mercado objetivo específico para así identificar y sacar el mayor provecho de las  tendencias y oportunidades de venta.

Creación del perfil del comprador puede ser extremadamente útil para llegar a conocer a su público,  son las representaciones figurativas del “mercado objetivo del negocio”. Mediante la creación de 2-4 perfiles por separado, las empresas son capaces de interiorizar la forma en que los potenciales clientes perciben a la marca y cómo la misma puede resolver los problemas/satisfacer necesidades o deseos mediante sus productos.

Datos demográficos a incluir en la creación de cada Perfil de comprador:

  • Edad
  • Sexo
  • Ingresos
  • Ubicación
  • Educación
  • Estado civil

Llama la atención con contenido visual

Ahora que ya has identificado el nicho y sabes el público objetivo, es momento de empezar a combinar los ingredientes para crear gráficos convincentes que definan visualmente a la marca, incluyendo un logotipo y el sitio web.

Los logotipos son en definitiva lo que se va a utilizar para representar a la marca en varios medios. Es el aspecto más fácilmente identificable del negocio. Sin embargo, un logotipo debe ser algo más que una imagen fresca. Realmente debe encarnar los valores y la identidad de la marca, desde el color hasta el diseño. Por ejemplo, el logotipo de Apple ha sido objeto de una multitud de cambios a medida que la marca fue evolucionando. Ahora, con su sencillo diseño negro, Apple muestra que su marca es de corte limpio, moderno y trata de hacer que la tecnología sea lo más simple posible.

Como lo es el logotipo, el sitio web es la mayor herramienta para la marca (especialemente si se tratan de comercio electrónico). No sólo muestra lo que eres, sino lo que ofreces.  ¿Qué va a hacer que los clientes entren en tu tienda? ¿Qué va a hacer que el visitante permanezca en tu sitio web y navegue por los productos? Piense en cómo la navegación está configurada, sí se cumple un orden en paleta de colores, cómo el diseño debe lucir y qué encabezado o slider de imágenes utilizarás.

A veces visualizar una marca puede ser difícil. Si te quedas atascado, una mood board puede ser de gran ayuda. Cierra los ojos y piensa en todo lo que se te viene a la mente cuando piensas acerca de tu marca y sus productos. Utiliza Pinterest o Tumblr para encontrar imágenes y crear un collage de todas las imágenes o palabras que sientas que representan a esa marca. Una vez compilado, es más fácil de visualizar cómo un todo.

Construye una estrategia de comunicación coherente y constante

Una vez que tengas creada una marca sólida con un público objetivo definidos, necesitamos empezar  a pensar en cómo quieres hablar con este público. Aquí es donde los perfiles de comprador como hemos comentado antes te serán de mucha utilidad. Cuando sabes el valor de estos compradores, qué quieren y necesitan, es más fácil crear una estrategia de comunicación efectiva. Piensa en la voz de la marca y en el tono. ¿Cómo la marca hablará con los clientes? ¿Va a ser tono divertido y agradable o profesional y educativo?

Pensar en la estrategia de comunicación también incluye pensar en los medios por los cuales nos vamos a comunicar con el público objetivo. Por ejemplo, si tienes un público de personas adultas entre (25-40) considerarías invertir tus energías más fuertemente en anuncios en Google o marketing por correo electrónico (email marketing), de lo contrario si tu público objetivo es más joven, piensa en comunicarte con ellos a través de redes sociales y crear la comunidad alrededor de la marca.

Una comunicación eficaz comunica claramente los valores de la marca y su escencia. Por ejemplo, si vendes cosméticos naturales, debes indicar claramente tu compromiso de permanecer natural en todos los aspectos de tu negocio, haciendo que los clientes sepan esto a través de el contenido de tu sitio web, en el embalaje del producto e incluso en los medios de comunicación social.

Recuerda: el mensaje deben ser coherente en todos los aspectos y canales de comunicación de tu negocio, desde el marketing & ventas hasta el servicio al cliente.

Promueve la lealtad del cliente

Por último y no menos importante, anima a los clientes a participar y hablar acerca de tu marca, y hacer que se sientan importantes. Esto aumentará el alcance y también fortalecerá la lealtad de los clientes. Claro, al iniciar un negocio, las ventas son los más importantes; pero una marca fuerte será que por lo que los clientes volverán por más. El Branding eficaz hará que un cliente de una sola vez se convierta en  un embajador de la marca.

Alrededor del 81% de los clientes investiga un producto en Internet antes de hacer una compra. Si tienes un número sólido de evangelistas o personas influyentes que recomiendan los productos de tu tienda online a los demás, es probable que veas mayores ventas y un aumento en la retención de clientes.

Conclusión

El branding es una de las piezas más valiosas de un negocio, ya sea para una nueva tienda online o una empresa consolidada que buscan crear una nueva ventaja competitiva. Cuando se hace bien, el branding puede ser la diferencia entre un negocio floreciente y uno que apenas se mantenga a flote. Recuerda, el branding es más que un logotipo y una imagen atractiva; se trata de cómo quieres que tu empresa sea percibida y la forma de crear un público fiel. Ahora que ya tienes la receta, es el momento de ir a cocinar una marca propia!

Pregunta

¿Cuáles crees que son los aspectos más importantes del branding? ¿Los habías considerado importantes antes de leer este artículo?

Queremos saber tu opinión, entre todos formamos la comunidad Genux

¿Quieres impulsar tu negocio?

No te pierdas las nuevas actualizaciones en tu correo electrónico